El Comercio – Santa Bárbara y sindicatos rompen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver noticia

El Comercio - Logo

“La empresa da por concluido la negociación un día antes de agotar el plazo y los trabajadores buscan aún evitar despidos entre las 289 bajas previstas en Trubia

17.03.13 – 01:46 – GONZALO DÍAZ-RUBÍN

A medianoche, la empresa armamentística Santa Bárbara Sistemas dio por concluido el plazo de consultas (de negociación) tanto del expediente de regulación de empleo por el que prevé suprimir 600 puestos de trabajo en sus plantas en España, casi la mitad (289) en Trubia, como del temporal, que prevé otras 213 salidas hasta 2016. Doce horas más tarde, a mediodía de ayer, los trabajadores escuchaban desilusionados las explicaciones de los delegados sindicales. El entendimiento que esperaban para evitar los despidos no llegó. «Fue una noche muy dura, apenas pudimos dormir, creíamos que el acuerdo era posible», relataba uno de ellos a la salida.

Minutos más tarde, los trabajadores, que llevaban encerrados desde el jueves en la planta, abandonaban con las mochilas, las bolsas de deportes y las colchonetas las instalaciones. «Una pausa para recuperar fuerzas ante lo que nos queda por delante», explicaba la retirada táctica Damián Manzano, secretario de la Federación de Industria de CCOO de Asturias.

Los representantes de los trabajadores aún acudieron en la mañana de ayer a la sede de la multinacional en Madrid para tratar de forzar una última reunión, que no se produjo. «No nos dejaron pasar», explicó José María Ordóñez, de CCOO, «aunque había compañeros encerrados y nosotros mismos habíamos salido hacía poco para ducharnos en el hotel. Nos dijeron que no era un día laborable».

De hecho, el plazo vencía ayer, pero Santa Bárbara considera que la falta de avances en la negociación, incluso tras mejorar las condiciones ofrecidas a la plantilla para las bajas, y la negativa de los sindicatos a aceptar ningún despido, no dejan otro camino que comunicar a la autoridad laboral en los próximos 15 días las condiciones tanto del ERE, como del expediente temporal tramitado en paralelo.

Unilateral. En el comunicado del comité intercentros -el ERE afecta a todos las plantas de trabajo de la multinacional en España- leído a los trabajadores, los sindicatos aseguran que la ruptura de las negociaciones es una «decisión unilateral de la empresa». La decisión de dar por cerrado el plazo de consultas causó indignación y desencanto. «Después de un mes muy duro», insistió Ordóñez, «no parece sensato». El comité remarco que «quiere creer» que el plantón «se debe exclusivamente al hecho de que la reunión estaba prevista desarrollarse en un día no laborable que concurre con un lunes festivo, y no a la ineptitud puesta de manifiesto por la representación de la dirección durante la negociación, toda vez que eligen tomarse un puente en lugar de afrontar el conflicto que provocaron en la empresa».

Las diferencias eran «mínimas», en la última ronda negociadora. La empresa proponía tres porcentajes distintos para su aportación a las prejubilaciones. La parte social no quería diferencias y pedía hacer una media y «dejarlo en el 82%». Luego, a última hora, todo se torció. «Empezaron a sacar cosas que ni se habían planteado en la mesa, cosas extrañas», relató el presidente del comité de empresa de la factoría trubieca. Acerca del cierre de la planta de Coruña y que «las jubilaciones no podían ser forzosas, eso ya lo sabíamos pero el que quiere se acoge y el que no ya sabe que ahí está el ERE». Y el acuerdo que los encerrados en Trubia, Sevilla, Coruña o Madrid creían posible por los mensajes que recibían en sus teléfonos móviles se esfumó. «Volvieron a plantear que hubiese despidos, cuando ya sabían que era un objetivo nuestro irrenunciable el que no», resumió Ordóñez. La empresa se levantó y los delegados se quedaron con los compañeros encerrados en las oficinas centrales. De vuelta a ellas, ayer, y ante la ausencia de Santa Bárbara Sistemas, levantaron un acta para certificar ante la autoridad laboral que se había incumplido el plazo de negociación por la otra parte.

Prejubilaciones. A mediodía, está convocada una concentración de apoyo a los trabajadores en Trubia. No habrá buenas noticias. Fuentes de la multinacional, señalaron que la empresa no se siente vinculada por las mejoras hechas en las condiciones de los despidos y bajas incentivadas a lo largo del mes de consultas y recordaron que la normativa no permite ampliar este, solo retirarlo y volver a presentar un expediente nuevo, «cosa que no vamos a hacer».

Los sindicatos intentarán hacer la próxima semana un nuevo intento. «Aún hay margen para el acuerdo», señaló Ordóñez, confiado en que de la reunión del comité intercentros del miércoles salga una propuesta que llegue a tiempo, antes de que la empresa tramite los dos expedientes de regulación de empleo ante Trabajo, para lo que dispone de 15 día a partir de hoy.

Las caras de los trabajadores al salir del encierro decían mucho de su decepción. No es la primera reducción de plantilla desde que General Dynamics, la multinacional americana, la misma que fabrica el caza F-16, se hiciese con las fábricas de armas del Estado. Las anteriores se habían hecho sin traumas, con prejubilaciones, con contratos relevo. Sin despidos. La plantilla esperaba, pese a la nueva legislación laboral, una salida airosa. «El desencanto es importante», reconoció el presidente del comité de empresa, queríamos que la salida del encierro prevista para hoy (ayer para el lector) fuera de otra forma».

Con la reforma en la mano, Trabajo será quien determine el futuro de la factoría y de sus trabajadores. Más de los últimos, que de la primera que parece condenada a medio plazo, pues de una u otra manera su plantilla se verá reducida a la mitad y el resto sufrirán un expediente temporal de regulación, previsto hasta 2016. Con la mitad de operarios y sin los valores tecnológicos de La Vega, con la que se fusionó a finales del año pasado en otro proceso traumático, el futuro de la industria armamentística no parece halagüeño en la región.

Ministerio. El secretario general de la Federación de Industria de CCOO, Damián Manzano, criticó que las negociaciones hayan finalizado sin acuerdo por la cerrazón de al empresa. «No entendemos bien la actitud de la empresa, pero si esto sigue así, la semana que viene habrá que plantear movilizaciones», advirtió el dirigente sindical. «El Ministerio de Defensa no puede permanecer durante más tiempo al margen de este conflicto y debe implicarse ya en la búsqueda de una solución», reclamó. «Ahora entendemos porque al PP le molestaba tanto que se citase al Ministerio de Defensa», concluyó, «estaba en connivencia con la empresa».

Ayer se rompió. Santa Bárbara dio por concluidas, un día antes de agotar el plazo, las negociaciones sobre el ERE, que prevé 289 bajas en Trubia, y el expediente temporal que tramita de forma paralela. La noticia, que llegó a medianoche a los trabajadores encerrados en las plantas de la multinacional, cayó como un jarro de agua fría. Ayer abandonaron el encierro para «coger fuerzas». Los sindicatos aún creen posible un acuerdo y dicen que las diferencias eran «mínimas» para poder hacer sin despidos traumáticos las bajas que pretende la empresa, que remitirá el expediente a Trabajo.”

Acerca de ensantabarbara

"Asociación 55 despedidos - Fábrica de Trubia" Trabajadores despedidos de la filial española de General Dynamics European Land Systems
Esta entrada fue publicada en Hemeroteca y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.