Asturias Diario – La conexión internacional

.

  El día 25 de junio se publica este artículo de AsturiasDiario que presuntamente explica el funcionamiento contable y fiscal. Como cualquier multinacional, opera en todo el mundo, pero refleja el beneficio en donde la tributación es menor, e incluso en donde se puede “repatriar” con facilidad el dinero a la matriz. El libro azul, la responsabilidad social, el compromiso con los países en donde opera, o la honestidad con las fuerzas armadas a quienes suministra, presuntamente queda en un segundo plano.

  Viendo como opera presuntamente la empresa al transferir el beneficio mediante precios de transferencia, ¿en que han quedado los “estudios de mejora”, de “control de costes”, el método de “las cinco S”, “la calidad total”, “el servicio al cliente”, la “planificación de compras” y los cinturones negros Six Sigma que eliminaban ineficiencias a su paso?.

.

Ver noticia

AsturiasDiario - Logo

“La ‘conexión’ internacional

ASTURIAS

25 junio, 2013 PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

Santa Bárbara Sistemas forma parte de un complejo entramado de sociedades y filiales, con ‘delegaciones’ en Alemania, Austria o Suiza, que canalizan el dinero hacia Holanda, antes de transferir los beneficios a la sede de la multinacional en Estados Unidos.

Sede enviada por la empresa

Tras la Fábrica de Armas de Trubia se esconde un intrincado conglomerado empresarial, con ramificaciones en Alemania, Austria, Suiza, Holanda e Inglaterra -la central de la multinacional de General Dynamics (GD) está en Virginia, Estados Unidos-, que impide conocer, a ciencia cierta, cuál es la situación real de sus cuentas. Según aseguran fuentes sindicales, Santa Bárbara Sistemas utiliza ‘compañías satélite’ ubicadas en otros países, para ‘centrifugar’ y ‘cuadrar’, al alza o a la baja, sus resultados financieros. La multinacional estadounidense emplea a sus ‘filiales’ europeas, como intermediarias en las operaciones de ventas. O lo que es lo mismo, en la ‘cuadratura’ de sus cuentas, GD le endosa las perdidas a la fábrica de Trubia, y al resto de factorías que la multinacional tiene en España, y a sus filiales europeas les imputa los beneficios.General Dynamics ‘centrifuga’ los costes de producción, una operación de ‘ingeniería financiera’, para distribuir los beneficios y concentrar las perdidas en las factorías españolas. La multinacional anunció, a través de un comunicado, que solo durante el primer trimestre del año, sus beneficios a nivel mundial alcanzaron los 571 millones de dólares (un crecimiento del 1,2%). Sus fábricas se extienden por los cinco continentes, desde Canadá a Australia, pasando por América Latina, Asia y Oriente Medio. Un ‘gigante’ de la industria armamentística, en ‘números rojos’, o eso dice, en la fábrica de Trubia.

Fabrica de Armas de Oviedo

Santa Bárbara Sistemas (STS) ha vendido durante los últimos años material bélico a Noruega o Dinamarca, pero los vehículos blindados hacían ‘parada’ en General Dynamics-Germany, una filial participada al 100% por la matriz española. Con apenas 250 empleados, sus beneficios alcanzan los 25 millones de euros al año. “Ninguna empresa del sector obtiene 100.000 euros anuales por empleado”, aseguran fuentes de la compañía. A lo largo de 2011, las fábricas españolas, con más de 1.300 trabajadores, registraron 17,5 millones de beneficio (14.000 euros por empleado). Según el testimonio de quienes hacían los presupuestos, en la Fábrica de Armas se utilizan tres tipos de tarifas. “La ‘A’ es la que se factura a las filiales, como la alemana. Está por debajo del precio de producción”. Es decir, con cada unidad y cada pieza vendida, Trubia perdía dinero, y Alemania lo ganaba. “Luego está la tarifa ‘B’, para otros pedidos de cualquier empresa, y la ‘C’ que es la que cobramos al ejército español, muy por encima del precio de mercado”. Pero en el informe de la auditoria de las cuentas anuales de 2012, utilizado para justificar la aplicación del ERE a la plantilla de Trubia, no aparece ninguna mención a la filial alemana, a pesar de que Santa Bárbara Sistemas, al tratarse de una S.A U. (Sociedad Anónima Unipersonal), debería ‘consolidar’ todas sus operaciones, es decir, incluir en los balances todos los resultados de sus líneas de negocio. Sin embargo, no hace constar los resultados de la empresa (filial) que tiene, al 100%, en Alemania. Y aunque la multinacional obtenga beneficios millonarios, en España, a la hora de fijar las condiciones del brutal ERE que ha dejado como un solar La Vega y también la Fábrica de Armas de Trubia, General Dynamics no tuvo en cuenta los resultados totales y globales del grupo, más bien aplicó los balances negativos de la ya única factoría asturiana.

El ‘entramado’ multinacional de General Dynamics arranca en Madrid. Allí está la sede de General Dynamics European Land Systems S.L., propietaria de Santa Bárbara Sistemas. La empresa ‘matriz’ es una Sociedad Limitada Unipersonal, que no tiene obligación de auditar sus cuentas, al tener menos de 25 empleados y facturar menos de 1,5 millones al año.Ambas sociedades (Santa Bárbara y General Dynamics) comparten presidente (Alfonso Ramonet), vicepresdiente, edificio, planta, oficina, secretarias y hasta número de teléfono. También tienen en común varios cargos directivos en sus respectivos consejos de administración. Los consejeros de la empresa ‘propietaria’, General Dynamics European, recibieron el año pasado 434.368 euros por su asistencia a reuniones, mientras que el gasto en material de oficina apenas llegó a 75 euros, con una plantilla de 17 empleados (entre consejeros y apoderados,suman 14 personas). Esta empresa, sin apenas actividad, ejerce de ‘cabecera’ y también de ‘pantalla’ de otras sociedades como GD Mowag, GD UK, o GD Ordenance and Tactical Systems, entre otras, las ramificaciones europeas de General Dynamics. Filiales ubicadas en Austria, Suiza o el Reino Unido, entre las que son frecuentes las ventas y transacciones por debajo del precio de coste; además comparten los mismos cargos directivos y ejecutivos, y, lógicamente, el mismo objeto social: la fabricación y venta de armamento. Por encima de toda la red de sedes y siglas, sociedades y filiales, se encuentra General Dynamics European Holdings BV, ubicada en Holanda, desde donde se ‘transfieren’ los beneficios a Estados Unidos, es decir los “excesos de tesorería” del holding empresarial, tal como figura en las cuentas de la compañía. Solo en 2010, el ‘superávit’ de Santa Bárbara Sistemas alcanzó los 268 millones de euros, según las cuentas anuales consolidadas de 2011, un ‘remanente’ de los programas Leopard y Pizarro.

Al utilizar como ‘intermediarias’ las ‘filiales’ que General Dynamics tiene en terceros países, las factorías españolas perdieron su capacidad de importación, pasando a depender, casi por completo, de los presupuestos del Ministerio de Defensa. Además, la ruptura unilateral del gobierno de Portugal, que se apeó del contrato para fabricar 260 vehículos blindados ‘Pandur’, supuso una merma (ingresos) de 292 millones para Santa Bárbara, una millonaria pérdida que no puede ser imputada a la falta de productividad o a los costes de las fábricas españolas.

Los empleados, que han sido despedidos, pretenden ‘tumbar’ el ERE, argumentando falsedades en las causas productivas y económicas, que lo propiciaron. Además, restan valor a los informes de las auditoras Arthur Little y LHH -una sociedad en manos de la empresa de trabajo temporal Adecco, que oferta a los trabajadores despedidos cursos de formación-. En su opinión, las cuentas fueron ‘maquilladas’ para justificar las pérdidas, y para que los despidos fueran menos costosos.

A los auditores no les cuadran las cuentas

El informe de la firma KPMG sobre las cuentas anuales de Santa Bárbara, está firmado por el auditor Gustavo Rodríguez Pereira, el 31 de enero de 2013. Pero al lado de su firma, aparece el sello del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España, con fecha de 2012. También se refleja la cuantía del ‘importe colegial’ (el coste de la certificación), que coincide con los precios oficiales del año pasado, y no de 2013, cuando subieron. Para los trabajadores, es una prueba de que las cuentas no se cerraron el 31 de diciembre, como refleja el texto, sino que habían sido preparadas con anterioridad, para justificar las pérdidas, y el posterior ERE. O bien el Instituto de Censores no había actualizado su sello (habría miles de documentos invalidados), o bien el informe se presentó antes de finalizar 2012, antes de concluir el ejercicio, y por tanto antes de conocer el resultado real del año. En ese caso, habría sido redactado en 2012, y la fecha podria haber sido modificada.

KPMG es la auditoría de ‘cabecera’ de la multinacional, tanto en España, como en Estados Unidos, y su análisis recoge que “las cuentas anuales reflejan la imagen fiel del patrimonio y la situación financiera de Santa Bárbara Sistemas al 31 de diciembre de 2012”, una afirmación realizada por el auditor, pero puesta en cuestión por la inconcruencia de las fechas.“Hemos verificado que la información contable que contiene el informe de gestión, concuerda con las cuentas anuales de 2012”, afirma Gustavo Rodríguez.

Pero hay más errores. Según los cálculos iniciales de General Dynamics, la plantilla de Santa Bárbara Sistemas estaba formada por 1.333 personas trabajadores, y ‘sobraban’ 600 empleados. El Informe Técnico de la auditora Arthur D. Little, se eleva la plantilla hasta un total de 1.537. Sin embargo, al desglosar estos datos, cifra en 1.130 los trabajadores de Asturias, La Coruña, Palencia, Granada y Sevilla, y en 205, los de la sede central de Madrid, y el departamento de Investigación y Desarrollo. Sumándolos todos, se obtienen 1.335, una cifra que no coincide con las anteriores.

En el informe de Arthur D .Little S.L., ni siquiera concuerdan otros datos, como las cifras de ventas del ejercicio 2011. Según el documentos, alcanzaron los 297,4 millones de euros, pero en las cuentas inscritas en el Registro Mercantil, suman 423,5 millones. Otro de los argumentos de la multinacional, es que existía una desproporción entre el número de empleados directos, e indirectos (subcontratados). Santa Bárbara tenía, antes de aplicar el recorte, un empleado propio por cada indirecto. El ratio ideal, según los estudios del instituto Eurotast (tomados como referencia), es del 0,8. Sin embargo, un nuevo ‘patinazo’ de Arthur D. Little, fija como objetivo duplicar el ratio (hasta el 2). Es decir, que la auditoría refleja unos objetivos totalmente opuestos a los argumentados por la empresa.

Trabajadores contra el ERE

Al tratarse de un conflicto colectivo, que afecta a trabajadores de varias comunidades autónomas, el comité de empresa intercentros o las federaciones de Industria de UGT y CCOO podrían haber recurrido en ERE en la Audiencia Nacional. Pero no lo han hecho. Y tampoco a nivel regional, en las Audiencias Provinciales, excepto en La Coruña. Los miembros de los sindicatos, opuestos al ERE, se han negado a intentar tumbarlo por la vía judicial, que sí siguen los empleados de la fábrica gallega, con quien General Dynamics ha entablado conversaciones. Hasta el momento, ha ofrecido ceder gratis la maquinaria y la tecnología que posee en La Coruña, el primer agravio comparativo con La Vega, donde el material, perfectamente operativo y útil, fue destruido. Otros trabajadores despedidos temen que la multinacional llegue a un acuerdo con los sindicatos gallegos de espaldas al resto de los afectados, lo que supondría un nuevo agravio. En La Coruña, los despidos se harían en mejores condiciones, y a cambio General Dynamics no tendría que defender su ERE en los tribunales, que sí podría aplicar en el resto de centros de producción. La Fábrica de Armas de Trubia, volvería a ser la más perjudicada.

Los empleados de Fábrica de Armas de La Coruña, han logrado llevar su demanda colectiva contra el ERE a la Audiencia Nacional, que la estudiará el próximo 2 de julio. Xabier Rioboo, representante del comité de empresa, asegura que “el ERE es un despropósito, utilizan unas cuentas que están totalmente manipuladas”. Otros 13 empleados, han denunciado los despidos a nivel individual. Por el momento, la fábrica sigue abierta, con una plantilla formada por 70 personas, mientras continuan las movilizaciones.”

Anuncios

Acerca de ensantabarbara

"Asociación 55 despedidos - Fábrica de Trubia" Trabajadores despedidos de la filial española de General Dynamics European Land Systems
Esta entrada fue publicada en Hemeroteca y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.