Documentos – Presupuestos Generales del Estado – Intervención del senador Martínez Oblanca

Senado - Escudo

Debate de los Presupuestos Generales del Estado 2014
Miércoles, 11 de Diciembre de 2013
(Extractado lo que hace referencia a la Fábrica de armas de Trubia, remitido desde el Senado a la Asociación de
“55 despedidos Fábrica de Armas – Trubia)

El señor PRESIDENTE: El senador Martínez Oblanca ha presentado la enmienda número 5. Tiene la palabra para defenderla.

El señor MARTÍNEZ OBLANCA: Muchas gracias, señor presidente.
Buenos días, señorías. La enmienda que Foro ha presentado a la sección 14, Ministerio de Defensa, tiene por objeto dar un impulso a la fábrica de armas de Trubia, en Oviedo.
Esta fábrica es la única que queda de este sector industrial, un sector altamente cualificado, con varios siglos de presencia en Asturias y que tras la decisión de la multinacional General Dynamics, y el consentimiento y también la complicidad del Ministerio de Defensa, de su principalísimo y exclusivo cliente, ha sufrido en 2013 el desmantelamiento de la fábrica de armas de La Vega, también en Oviedo.
Este desmantelamiento se ha acompañado del despido de 55 trabajadores en Trubia y de prácticas empresariales inaceptables que incluyen el amedrentamiento de la plantilla y el uso de los tribunales de justicia para tratar de intimidar a los discrepantes de estas formas antidemocráticas, incluidos representantes parlamentarios. ¿No tienen el Gobierno y el Partido Popular nada que decir ante estos atropellos?
Nuestra enmienda es de modificación, por un importe de 15 millones de euros, para incrementar el programa 122A, modernización de las Fuerzas Armadas, lo que permitiría la realización de obras en la fábrica de armas de Trubia y adaptaciones para construir el blindado 8×8, actualmente en gestión.
Por otra parte, esta enmienda trata de paliar las extraordinarias limitaciones presupuestarias ―así las calificó el señor ministro de Defensa el pasado lunes― que tienen especial incidencia en la industria española de Defensa, de la que dependen miles de familias en España, como las de Asturias o las de La Coruña, también sometidas a una incertidumbre derivada del abandono a su suerte por parte de un Gobierno incapaz de hacer cumplir los compromisos que General Dynamics adquirió cuando compró la Empresa Nacional Santa Bárbara de industrias militares.
Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Martínez Oblanca.

El señor PRESIDENTE:
¿Turno en contra? (Pausa.)
Senador Canals, tiene la palabra.

El señor CANALS LIZANO: Muchas gracias, señor presidente.
Señorías, tomo la palabra para fijar la posición del Grupo Parlamentario Popular sobre las enmiendas presentadas a la sección 14 por los diferentes grupos. Del total de enmiendas presentadas a estos presupuestos, 3791, 21 ha sido las destinadas por sus señorías a la sección 14. La primera lectura de este número ya indica que no deben estar tan mal, ya que han tenido una pequeña proporción, el 0,5%, de todas las enmiendas que se han destinado a esta sección. Refuerza, por lo tanto, nuestra postura de que son unos presupuestos posibles en la situación actual de nuestra economía y que sientan la base del crecimiento económico de nuestro país. Además, estas 21 enmiendas no van en la línea de solucionar los problemas económicos para que España salga de la España, por lo que les adelanto a todos ustedes que no las vamos a apoyar.
Entrando ya en detalle —no voy a hablar de la política general, que ya se debatió en la propuesta de veto de sus señorías— voy a hacer una puntualización pormenorizada de las enmiendas empezando por la que ha presentado el señor Martínez Oblanca, que plantea la sustitución, como muy bien ha explicado previamente, de los vehículos blindados, los BMR-600, por los nuevos blindados 8 x 8, con el objetivo de impulsar la fábrica de armas de Trubia y también —aunque no lo ha dicho, supongo que se le habrá olvidado— por aumentar la seguridad de nuestras tropas cuando están en misiones fuera de España.
Nosotros compartimos las dos: intentar que nuestras industrias salgan adelante y, además, intentamos que nuestras tropas estén lo más seguras posibles. Compartimos este planteamiento; pero, como usted muy bien sabe, porque llevamos dos días hablando de presupuestos, de la situación actual limitada de nuestros presupuestos que necesariamente tienen que priorizar precisamente el mantenimiento operativo de nuestras fuerzas armadas. Por tanto, en estos momentos no puede ser aceptada esta enmienda.

El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Gracias, senadora Capella.
Tiene la palabra el senador Martínez Oblanca.

El señor MARTÍNEZ OBLANCA: Muchas gracias, señor presidente.
Vista la deriva de la tramitación parlamentaria de estos presupuestos, tampoco contaba yo con que fuese a aceptarse esta enmienda y por esta cuantía, mucho menos en un ministerio que ha hecho de la industria militar española un negocio a favor de la multinacional General Dynamics, aunque ello suponga poner en la calle a cientos de personas y favorecer especulaciones puras y duras de tipo urbanístico, como ha sucedido con el desmantelamiento de la fábrica de armas de La Vega en Oviedo.
Decía el senador Canals que me olvidé de la seguridad de nuestras tropas. No me olvidé de la seguridad, pero le sugiero que ese consejo se lo aplique mejor a la cúpula del Ministerio de Defensa. Porque esta misma semana, anteayer, toda la cúpula compareció en una jornada para hablar del presente y el futuro de la industria militar en España y uno tiene la sensación de que al enemigo no le hace falta infiltrarse en estas reuniones, basta con leer las declaraciones del ministro, del secretario de Estado y compañía para darse cuenta del paupérrimo panorama que tenemos en la industria militar y en la Defensa en España.
Hace poco más de dos décadas que se privatizó la empresa nacional Santa Bárbara de Industrias Militares y su compradora, la multinacional General Dynamics, asumió una serie de compromisos, entre los cuales estaba la captación de mercados internacionales. En todo este tiempo, en todos estos años el principal cliente de esta multinacional, con casi el 90% de sus pedidos, ha sido el Ministerio de Defensa y no es de recibo que ahora, que han llegado las vacas flacas a España, la multinacional se desentienda de sus compromisos y los paganos sean los miles de trabajadores y las miles de familias que tienen su sustento en la industria militar.
Por tanto, me preocupan nuestras tropas, señor portavoz, y me preocupan también los civiles que comen de la industria militar española, abandonada a su suerte siguiendo una tradición militar también muy española. Nuestra enmienda sobre el 8×8 busca seguridad para nuestro ejército pero también para el futuro de las familias que hoy en día están auténticamente condenadas al abandono.
Muchas gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Gracias, senador Martínez Oblanca.

El señor CANALS LIZANO: Muchas gracias, señor presidente.
Desde mi humilde punto de vista las intervenciones de los diferentes portavoces tampoco han aportado nada que mejore la situación de estos presupuestos. Por tanto, yo sigo en mis planteamientos de que no vamos a apoyarlos.
Señor Martínez Oblanca, me alegra que haya recordado la seguridad de nuestras tropas –no me cabe ninguna duda de que usted también había pensado en ello aunque no lo haya dicho-. Le aseguro que tanto usted como nosotros tenemos por compromiso la seguridad fundamental, la seguridad de España casi en el mismo plano puesto que España es su población, son sus habitantes, sus soldados y la seguridad de estos. Le repito, por tanto, que me alegra mucho.

Acerca de ensantabarbara

"Asociación 55 despedidos - Fábrica de Trubia" Trabajadores despedidos de la filial española de General Dynamics European Land Systems
Esta entrada fue publicada en Documentos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.