El Comercio – El Gobierno central elude concretar el proceso de cierre de la fábrica de La Vega

  El engaño del traslado al descubierto cuando con la documentación solicitada por el diputado de Foro Asturias y las preguntas del diputado de IU ponen al descubierto que el traslado de la Vega a Trubia, su coste y las amortizaciones aceleradas de instalaciones, fueron una de las bases para incrementar los gastos del año 2012 y justificar un ERE decidido previamente, y no un motivo de ahorro de costes que garantizara la viabilidad.

Ver noticiaEl Comercio - Logo

La fábrica de La Vega, en una protesta para evitar el cierre. / M. R.

La fábrica de La Vega, en una protesta para evitar el cierre. / M. R.

“Solo responde a IU, que lo acusó de un «pacto secreto» con General Dynamics, que la Guardia Civil se limitó a garantizar la seguridad ciudadana

  • SUSANA NEIRA | OVIEDO.  6 de agosto de 2014 – 00:26

    «Por lo que respecta al ámbito de competencias del Ministerio del Interior, la Dirección General de la Guardia Civil únicamente emitió un informe dirigido a la Subdirección General de Inspección y Servicios Técnicos de la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa, sobre aspectos de seguridad ciudadana». Con esta escueta respuesta ha contestado el Gobierno central al diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares, que le exigió explicaciones sobre un «pacto secreto» entre el Estado y la empresa Santa Bárbara Sistemas para el cierre de la fábrica de armas de La Vega en 2012.

    Según la pregunta enviada por el diputado al Congreso, el Ministerio de Defensa consensuó, en colaboración el de Interior, Industria y la Delegación de Gobierno, el traslado de la producción y la plantilla de la planta ovetense a la de Trubia ya en 2011. Y lo hizo con la emisión de informes favorables y tras pactar unas condiciones favorables para la empresa, dijo, durante la negociación de la prórroga del contrato de alquiler de las instalaciones en 2011.

    En total, la operación costó unos 6,754 millones de euros. Los correspondientes al traslado de personal y maquinaria son 3,4 millones. Todo con el compromiso de mantener la plantilla y la producción. Algo que, insistió Llamazares, no se cumplió por parte de la multinacional que compró las antiguas fábricas estatales al Gobierno del José María Aznar en 2001.

    Dice que el ERTE es «una medida de flexibilidad interna alternativa al despido»

    Con esta información, Llamazares quería saber «cómo justifica el Gobierno su pacto en 2011 con la multinacional estadounidense General Dynamics para el cierre de la fábrica de armas de La Vega, cuando posteriormente argumentó que el Estado no podía intervenir», por qué concedió informes favorables y por qué no obligó a la empresa a mantener la producción.

    El ERTE

    En cuanto al Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) aplicado durante este verano por la falta de carga de trabajo y que afecta en Trubia a una media de 213 empleados al mes, el Gobierno central lo vincula a una decisión de una empresa privada: «Ha recurrido a medidas de flexibilidad interna como es la suspensión del contrato de trabajo como alternativa a la figura del despido».

    En cuanto a las condiciones de dichos obreros en caso de ser despedidos, el Gobierno central explica en su respuestas las condiciones generales para todos los trabajadores, no solo los de la fábrica, en estos casos.”

Acerca de ensantabarbara

"Asociación 55 despedidos - Fábrica de Trubia" Trabajadores despedidos de la filial española de General Dynamics European Land Systems
Galería | Esta entrada fue publicada en Hemeroteca y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.