El Comercio – «Todos somos los 55 despedidos»

Ver noticia

El Comercio - Logo

Todos somos 55

«Todos somos los 55 despedidos»

Concentracion fabrica de armas de Trubia. Foto: Susana San Martin. 12/01/2015.Por primera vez en los últimos 20 meses, la plantilla de la fábrica de armas de Trubia abandona sus puestos durante una hora para respaldar a sus excompañeros

SUSANA NEIRA OVIEDO – 13 enero 2015 – 00:15

«Soy Javier Cañedo García, tengo 54 años. Haré 55 en febrero y hace 20 meses que me despidieron. Posiblemente sea el peor momento de mi vida para encontrar trabajo». Acumulaba 39 años en la fábrica de armas de Trubia cuando, el 10 de mayo de 2013, recibió la carta de despido que le rompió los esquemas dibujados desde que entró como aprendiz a los 14 años: «Por eso luchamos, porque fue un atropello total sin justificación». Desde entonces cada mes se concentra a las puertas como ayer, con una reivindicativa camiseta azul y, desde hace un tiempo, con un crespón negro en homenaje a un compañero fallecido, otro de esos 55 que se quedó en la calle.

Cañedo y sus compañeros de la plataforma -la mayoría superando los cincuenta y sin haber encontrado un nuevo hueco en el mercado laboral-, se sintieron ayer más arropados que nunca. Por primera vez desde aquella negra jornada, toda la plantilla de Trubia paró durante una hora en cada turno y, a las 13 horas, se celebró una multitudinaria concentración -al más puro estilo trubieco, con petardos y cortando el tráfico- . También les acompañaron familiares, vecinos, diputados regionales, concejales del PSOE, Foro e IU, y responsables de las federaciones de CC OO y UGT.

«Todos somos y representamos a los 55 despedidos», gritó -ya en una asamblea en la plazoleta, cerca de las dos de la tarde- el presidente del comité de empresa, Esteban Elorza. «Esto tiene arreglo y la situación no debe seguir así; es el momento de sentarse porque no hay otro camino que la readmisión», declaró momentos antes.

La situación de recortes en personal por la bajada de la producción y las ventas (en la única fábrica de armas que queda en Asturias tras el cierre de La Vega) se ha revertido y la necesidad de mano de obra ya se deja ver, según describió Elorza. Solo se aplica el ERTE a unos 90 obreros de los 213 previstos y «a todas luces ya empieza a haber en determinados departamentos carga suficiente como para ver las necesidades de personal».

Todos exigen la reincorporación de este colectivo que ha recabado el apoyo del Ayuntamiento y el Principado, pero que continúa con la negativa de Santa Bárbara de volver abrirles las puertas. Una decisión que, dice la plataforma y la plantilla, debe de estar al margen de lo que dicte el Tribunal Supremo el próximo 21 de enero tras los recursos presentados por aquel ERE que les dejó sin empleo, y en vistas al aumento de la carga de trabajo a partir de finales de este año por el encargo de construir 589 barcazas para las tropas británicas, con entregas hasta el 2024. A lo que se pueden sumar nuevos contratos, como el 8×8 para el Ministerio de Defensa o un tercero para el ejército danés.

Para ello reclaman que, dado que se necesitará nueva mano de obra, la dirección abra una mesa de diálogo y garantice que priorizará estas contrataciones frente a obreros subcontratados y sin su experiencia. «No es aceptable que con estos compañeros que fueron despedidos injustamente, ahora se abra la posibilidad de desviar carga de trabajo a otras empresas», advirtió el responsable de UGT en la fábrica, Mariano Fernández Hevia.

La cercanía a agotar los dos años de paro hace que el colectivo conviva con angustia estos días decisivos. «Si tuviéramos la suerte de que el ERE fuera nulo veríamos difícil que la empresa pudiera presentar otro al haber tanta carga de trabajo», declaró esperanzado Luis Miguel González, quien tras 34 años en Trubia también recibió esa carta aquel 10 de mayo.

De los 55 despedidos de manera forzosa en el ERE -en total, unos 135 en toda España-, apenas cuatro de los de Trubia han encontrado trabajo. «Yo tengo la suerte de que la mujer está trabajando y las hijas liberadas, pero hay gente con chiquillos en la escuela o la universidad, y no todo el mundo lo afronta con el mismo ánimo. Hay días mejores, días peores», explicó González.

«Es doloroso»

La mayor parte acumula más de tres décadas de experiencia. Como Luis García, que tras 32 años se vio en una situación que nadie presagiaba. «Es doloroso. Recuerdo cuando entré a trabajar, que era un chaval y la gente me decía ‘es mejor que un banco’. Nunca llegué a pensar que me iban a despedir, nunca tuve un percance ni una sanción. Es algo que vino dado y no provocaste », lamentó.

En Trubia, entre la plantilla y los despedidos, se vieron ayer muchas caras conocidas: las de ediles del PSOE, como Amador García; de Foro, como Patricia Díez Isla, Godofredo Andrés y Juan Pérez Zaldívar, acompañados por los diputados Albano Longo y Carmen Fernández; y Roberto Sánchez Ramos y Emilio Huerta, de IU. También responsables de las federaciones sindicales de UGT y CC OO. «Una vez que ya se formaliza el contrato de la fabricación, el planteamiento de la movilización es que es el momento. Hay que corregir lo que fue un despropósito y una injusticia como fueron los despidos», explicó el secretario general de Industria de este último sindicato, Damián Manzano.

El de ayer es uno de los siete paros previstos hasta julio. No paralizarán las jornadas de huelga prevista hasta que Santa Bárbara abra la mesa de diálogo. En principio, la empresa no tiene intención. Considera que el asunto de la readmisión de los despedidos es un tema que se encuentra judicializado ante el próximo fallo del Supremo y que su principal objetivo es garantizar el empleo a la actual plantilla, en ERTE.”

Anuncios

Acerca de ensantabarbara

"Asociación 55 despedidos - Fábrica de Trubia" Trabajadores despedidos de la filial española de General Dynamics European Land Systems
Galería | Esta entrada fue publicada en Hemeroteca y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.