Antonio Masip – 55 de Trubia

Ver publicación original

20150117 Antonio Masip - 55 de Trubia

“sábado, 17 de enero de 2015

Intervención retocada luego literariamente

55 de Trubia

Gracias por invitarme. No en vano este caso fue el último que abrí en Bruselas antes de abandonar mis tareas europarlamentarias. Los políticos hemos de ser consecuentes con los compromisos adquiridos y leales a nuestros representados.

El 5 es un número áulico, del que mis amigos saben utilizo como lista del máximo de enemigos que puedo soportar a la vez. Como me tengo por un poco ególatra, o hay quien de tal me acusa, con cinco puedo, pero antes de pasar a seis, me amigo ostensiblemente con algún usuario de mi listín particular, a fin de dejar casilla para un nuevo y recalcitrante candidato a iras y fobias.

La variación estos años de tanto movimiento escénico ha sido proverbial.

5 es, en cualquier caso, número primo y a los trubiecos que se acercaron a su Casino-Teatro el 16 de Enero a un acto de solidaridad con los despedidos de la Fábrica, les pretendí explicar gráficamente que junto a otro 5 gigante formaría un 55, que no es “primo”pero contiene la divisibilidad por dos que lo son: 5 y 11.

55 es también capicúa, e incluso palíndromo.

Sin embargo, no estamos para finuras numéricas: 55 es el triste y arbitrario despido masivo de unos trabajadores en la mejor tradición literaria de los obreros armeros que describía Clarín en La Regenta, la “segunda mejor novela de la lengua española, tras El Quijote”, Alarcos dixit.

Una película clásica que todavía suelen reponer por las televisiones se llama “55 de Pekín”, pero no hay que ir tan lejos.Aquí,detrás, 55 de Trubia hacen historia plástica, reclamando Justicia todos los meses, en su concentración, y hoy de nuevo ante tantos testigos cualificados.

Sabéis que soy abogado, o, mejor, era abogado, y sé que el Derecho con mayúscula está a vuestro lado, pero se reconozca o no, se obligue o no a esa multinacional de General Dynamics, pase lo que pase en los Tribunales, en los que, insisto, confío, deberían readmitirse los que nunca debieron despedirse y están vocacionados a trabajar y participar de un progreso y una carga de trabajo que les corresponde como al resto.

Detrás del guarismo 55 hay unas vidas y unas familias, incluso, como se ha dicho, hay trágicamente quien ha fallecido. Sobre todo tiene que verse la dignidad, que es la de este pueblo trubieco y la de la ciudad y el concejo de Oviedo, y la de los concejos limítrofes, Grao, tan próximo, y el Valle de Trubia.

Son las seis y veinte de la tarde. Más o menos a esta misma hora un domingo 19 de Julio de 1936 el Coronel, que no era precisamente un afín al Frente Popular, recibió de la Comandancia Exenta de Oviedo, de Aranda, que se sublevaba, la orden de “volar la Fábrica e irse a Oviedo”. No la cumplió. También estaban los trabajadores y los sindicalistas alertas a evitar se dinamitara. ¿Se imagina alguien qué hubiera sido Trubia y Asturias sin la Fábrica todos estos años desde entonces?, ¿qué hubiera sido de las generaciones de obreros armeros, de aprendices y de oficiales? Al término del Frente Norte aquel Coronel y aquellos oficiales, en absoluto izquierdistas, fueron juzgados sumariamente y ejecutados, pero la Historia no se borra y nos cabe defender la actividad hogaño de estas instalaciones, su modernización y adaptación a los nuevos tiempos. Amador y otros defendían esa diversificación en el reciente pasado; gracias Celso Peyroux por tu hermoso billete en La Nueva España.

No entramos en la bondad, que no es tal, de la espiral de armamentos y necesidades bélicas, pero lo cierto es que los países se siguen armando y no falta el trabajo para las fábricas de armas. Ya se reconoce que hay carga de trabajo para los próximos lustros, sólo cabe la mejor adaptación laboral y comercial, a unos altos niveles de exigibilidad, productividad y eficiencia ya antes conseguidos. Y los despedidos son buenos profesionales.

Es intolerable que la multinacional explotadora y su auditora hayan jugado con las cifras y la contabilidad. “Goyo”, en nombre de los afectados, lo ha explicado muy correcta y profesionalmente; de forma incontrovertible.

El Ayuntamiento, la Alcaldía, tiene que ponerse las pilas en la defensa de Trubia y de los 55.

Creo sinceramente, contra una corriente de pensamiento declinante en Europa, que nuestro futuro no está solamente en el sector servicios sino en una economía mixta que no olvide la industria, sin la que no puede haber “capitales de servicios”. Ni Oviedo ni ninguna otra probablemente.

Oviedo defendiendo Trubia, defendiendo a los 55, defiende su dignidad, como decía, y también su razón de ser y su futuro.

Claro que tampoco puede dejar de ser un objetivo regional del Principado, en el que confío plenamente estará a la altura del gran reto.

El Ministerio de Defensa tiene una política nociva de excesiva complacencia y entrega a la multinacional extranjera ante la que se pone de rodillas.

A General Dynamics, como han dicho los Presidentes del Comité de empresa y de la Asociación de Vecinos, le llega la hora de rectificar: ¡que de sabios es!

Tienen que darse cuenta, a poca sensatez que haya, que ni Ministerio ni empresa pueden seguir siendo enemigos de Oviedo y de Asturias. Tienen 55 buenas razones para modificar, rectificándolo, un tiro que iba directamente a nuestro corazón.”

Anuncios

Acerca de ensantabarbara

"Asociación 55 despedidos - Fábrica de Trubia" Trabajadores despedidos de la filial española de General Dynamics European Land Systems
Galería | Esta entrada fue publicada en Personas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.