El Comercio – La Escuela Politécnica de Gijón exhibirá 81 máquinas antiguas de La Vega y Trubia

Sigue sin conocerse el listado del fondo bibliográfico que debería existir, y si aún existe, en donde está ubicado.

Ver noticia

El Comercio - Logo

“La Escuela Politécnica de Gijón exhibirá 81 máquinas antiguas de La Vega y Trubia

20150207 El Comercio - Vehículo Trubia

Mario Rojas

Defensa cierra el acuerdo con la Universidad, que recuperará los valiosos fondos con una exposición permanente y ofrecerá visitas guiadas

SUSANA NEIRA | OVIEDO   @Susaneira   7 febrero 2015 05:06

Con el cierre de la fábrica de armas de La Vega en 2012 se abrió una negociación entre la Delegación de Defensa en Asturias y la Universidad de Oviedo para la cesión de maquinaria industrial de las dos antiguas factorías estatales con destino a la Escuela Politécnica de Gijón. Un acuerdo solo pendiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que permitirá que una parte de la historia de La Vega y Trubia perviva en el tiempo en forma de exposición permanente: unas 81 máquinas, con entre medio y un siglo de antigüedad como mínimo, formarán parte de la colección, que en su mayor parte se exhibirá en el interior, mientras que las de mayor tonelaje estarán al aire libre.

El delegado de Defensa en Asturias, el coronel Vicente Bravo Corchete, explicó ayer que la iniciativa comenzó a negociarse con el anterior equipo directivo de la Politécnica hace unos dos años y el actual ha mostrado el mismo interés. Han acordado una cesión temporal prorrogable (que en la práctica esperan que sea de manera indefinida) de los «fondos histórico-artísticos» para acercar a los visitantes su uso y cómo ha ido evolucionando este aparataje. «Es muy interesante que no se pierdan; son máquinas que tienen su historia y su uso, y se han ido quedando obsoletas», valoró el coronel.

Avanzó que dentro de un mes, como mucho dos, la institución académica podrá comenzar ya la retirada del material en Oviedo. Un grupo de trabajo entre la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, la Unidad de Bienes Culturales, Exposiciones y Protocolo de la Universidad de Oviedo y el Vicerrectorado de Campus, Informática e Infraestructuras, se ha encargado de que el acuerdo fructifique. Ya se han dado los primeros pasos, entre ellos visitas a las plantas para decidir qué formará parte de la colección, se redactará un proyecto definitivo y se busca financiación, a través de una convocatoria de un plan estatal de Patrimonio, para acometer este ambicioso proyecto.

La escuela ofrecerá incluso visitas guiadas para estudiantes dado su enorme interés industrial. «Las fábricas de armas están catalogadas entre los 100 elementos más importantes del Patrimonio Industrial español por el Comité Internacional para la conservación y defensa del Patrimonio Industrial», elogió el director de la Politécnica, Juan Carlos Campo, para dar muestra de la magnitud e importancia de la exposición.

En el inventario que formará parte de la muestra hay mucha variedad de máquinas típicas del sector del metal, por lo que el campus de los ingenieros industriales en Asturias se convierte en el lugar idóneo para su conservación y su difusión. Se mostrarán desde presas hasta piezas de laboratorio de Trubia, o una repicadora de La Vega. «Los operarios les tenían mucho cariño y se encuentran en buen estado, muy bien conservadas», añadió el director.

El elevado peso de estas maquinas obligará a recurrir en algunos casos a grúas para su traslado. Una vez en Gijón, se les sacará brillo y se decidirá su ubicación para abrirlas al público. Solo una pequeña parte, aquellas cuya instalación en el interior pueda resultar complicada por su dimensión o tonelaje, lucirán en el exterior. La mayor parte se distribuirán entre los espacios de la escuela.

Colaboración

Los visitantes disfrutarán a través de estas piezas de un recorrido por la labor de las fábricas estatales ovetenses, cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII. Expertos de la escuela contactarán con personal de las factorías de Trubia y Oviedo para conocer, más allá de su funcionamiento -algunas incluso podrían continuar empleándose, aunque las actuales son más sofisticadas-, la historia de cada pieza y poder acercársela al público.

La empresa Santa Bárbara Sistemas gestiona las antiguas fábricas estatales desde principios de la década del 2000. Tras doce años de actividad anunció el cierre de La Vega en abril de 2012 y, sin negociación con la parte social, comenzó el traslado de todo el personal y parte de la maquinaria en uso a las instalaciones de Trubia. A finales de ese año devolvió tanto los edificios como el contenido sin uso a su propietario, el Ministerio de Defensa.

Los miles de metros cuadrados del solar de La Vega continúan sin ocupación, y sin definirse su reutilización ni a corto ni a largo plazo. Parte de sus bienes catalogados se trasladaron al Museo del Ejército, que los conserva y a su vez ha delegado parte de la colección a otros museos y unidades del Estado.”

Acerca de ensantabarbara

"Asociación 55 despedidos - Fábrica de Trubia" Trabajadores despedidos de la filial española de General Dynamics European Land Systems
Galería | Esta entrada fue publicada en Hemeroteca. Guarda el enlace permanente.