El Comercio – Defensa autorizará a Explosivos Alaveses la explotación del taller de municiones de Trubia

  Tal y como acordaron repartir y desgajar Santa Bárbara el tripartito (General Dynamics, Ministerio de Defensa y Expal) cuando ésta última se retiró del concurso para optar por la fábrica de Palencia, se culmina la entrega del taller de municiones a Expal, acuerdo favorecido por la presencia de altos ex-cargos militares y algún que otro asesor de la Casa Real como ejecutivos de esta empresa. 

Ver noticia

El Comercio - Logo

“Defensa autorizará a Explosivos Alaveses la explotación del taller de municiones de Trubia

Santa Bárbara ya ha devuelto la nave al departamento de Pedro Morenés, que ultima con la empresa entrante un acuerdo de cesión

reportaje para el suplemeto sobre el polideportivo de trubia oviedo 02 12 15 foto alex piña

El antiguo taller de municiones, popularmente conocido como Quintana, situado en la margen derecha del río y propiedad del Ministerio de Defensa. / ALEX PIÑA

SUSANA NEIRA – OVIEDO – 14 diciembre 2015 – 01:05

El Ministerio de Defensa ultima un acuerdo de cesión -probablemente se cerrará hoy mismo- con Explosivos Alaveses S. A. (Expal) para la reapertura y explotación de un antiguo taller de la fábrica de armas de Trubia. La empresa producirá en estas instalaciones munición. Recobrarán así, tras una adecuación y la puesta apunto de maquinaria que guarda en su interior, gran parte de su tradicional uso y se convertirán en un nuevo foco de empleo en Trubia.

Responsables de Expal visitaron en varias ocasiones este taller, más conocido popularmente como de Quintana, en los últimos meses, lo que ha creado expectación entre los vecinos de Trubia y los propios trabajadores de la factoría armamentística. El paso previo también se ha formalizado: Santa Bárbara Sistemas, antigua inquilina, ya ha devuelto al Ministerio de Defensa las instalaciones, al igual que hizo con La Vega tras trasladar producción y la plantilla a Trubia. Tras años de esplendor en la década de los 80, donde este taller de municiones contó con más de 300 trabajadores, en los últimos años se destinaba a almacén.

Queda por conocerse al detalle la fórmula elegida para la cesión, que abre una puerta más de explotación en el complejo fabril añadida a la producción de Santa Bárbara. Lo más probable, al igual que ocurría con la propietaria de la fábrica de armas, es que el departamento dirigido por Pedro Morenés autorice el uso de su propiedad a Expal a través de un contrato de arrendamiento. También queda por desvelar por cuánto tiempo -si reaprovecha la nave para un pedido concreto o es una apuesta a medio y largo plazo- y el alcance en el empleo en Asturias.

Expal, «líder absoluto del sector de municionamiento y explosivos militares en España y uno de los principales a nivel europeo», según se define en su web, apuesta por tanto por asentarse en Oviedo. Fundada en 1964 y ahora propiedad del grupo Maxam, entre su cartera de clientes está, además del Ministerio de Defensa y ejércitos de otros países, organismos públicos internacionales y otras compañías del sector de defensa, con servicios repartidos en más de 60 países, según la misma fuente.

Sobre la mesa, la sociedad cuenta con un contrato recién firmado (el 1 de diciembre) del Ministerio de Defensa valorado en 1,3 millones de euros para «la calificación de la munición HE de calibre 155 mm. para la Artillería de Campaña y para el desarrollo y calificación de la munición fumigena, SMK e iluminante ILU». Se financia en tres anualidades: 640.000 euros para 2015, 340.000 euros para 2016 y 340.000 para 2017.

El secreto del alcalde

La apuesta de Expal encaja con las palabras del alcalde, Wenceslao López, que tras reunirse con los responsables del ministerio en octubre para reclamarles que la antigua fábrica de armas de La Vega sea propiedad municipal y departir sobre otras necesidades, desveló que le habían trasladado su intención de desarrollar «algún que otro proyecto complementario de diversificación de Trubia» para incrementar el empleo. Si bien por «cautela» optó por no precisar más.

Tampoco es la primera vez que Expal y Santa Bárbara Sistemas se cruzan en el camino. En 2010, la primera adquirió a la segunda las líneas de producción y asumió la plantilla de su fábrica de Murcia, «garantizando con ello la viabilidad de este centro, de larga tradición, dedicado a la fabricación de pólvoras y nitrocelulosas». También colaboraron en un programa bautizado como EN-9923 y destinado al desarrollo y calificación de municiones de la Dirección General de Armamento y Material.

La actividad de ambas empresas del sector de la defensa será independiente aunque complementaria para su principal cliente. Esta es la segunda buena noticia para Trubia en solo unos días. Santa Bárbara, en UTE con Indra Sistemas y Sapa Operaciones, acaba de lograr un contrato para desarrollar seis programas tecnológicos del vehículo 8×8 valorado en 89,2 millones de euros. Estos blindados serán los que suministren a las tropas españolas en el futuro. Realizar los prototipos les acerca un poco más a la adjudicación del contrato, que reportaría una importante carga de trabajo a la factoría trubieca.”

Anuncios

Acerca de ensantabarbara

"Asociación 55 despedidos - Fábrica de Trubia" Trabajadores despedidos de la filial española de General Dynamics European Land Systems
Galería | Esta entrada fue publicada en Hemeroteca y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.