La Opinión A Coruña – La fábrica de armas se aferra a captar otro inversor mientras la plantilla sigue sin cobrar

Ver noticia

La Opinion A Coruña - Logo

“La fábrica de armas se aferra a captar otro inversor mientras la plantilla sigue sin cobrar

El Ministerio de Defensa anunciará “en los próximos días” cuál será el futuro de la concesionaria de la fábrica de armas, tras la reunión de la pasada semana – Los trabajadores no cobran desde hace meses

Miguel Rodríguez  A Coruña 11.11.2016 | 02:10

20161111_la-opinion-a-coruna-facLa concesionaria de la fábrica de armas de A Coruña, Hércules de Armamento, se aferra a la posible entrada de un nuevo inversor en el capital de la empresa para sacar a flote el proyecto. Así se lo transmitió la dirección de la compañía al Ministerio de Defensa la pasada semana en la Comisión de Seguimiento de la concesión celebrada para analizar el cumplimiento de los compromisos adquiridos por Hércules. El Ministerio ha guardado silencio desde entonces pero anuncia que “en los próximos días” informará de qué decisión tomará con respecto a la concesionaria, que desde hace meses no paga a sus trabajadores y tiene pendiente el abono del canon anual al ministerio. La plantilla ha pasado de 150 a 104 empleados, según el comité de empresa

La concesionaria de la fábrica de armas, Hércules de Armamento, se aferra a la entrada de un nuevo inversor en el accionariado para sacar a flote la empresa mientras la plantilla continúa sin cobrar sus salarios y el Ministerio de Defensa guarda silencio en torno al futuro de la concesión.

El martes de la pasada semana se celebró la Comisión de Seguimiento -que reúne a responsables de la compañía, de los trabajadores y del ministerio- para analizar el cumplimiento de los compromisos que había adquirido Hércules. Según fuentes del comité de empresa, la dirección de la firma puso sobre la mesa la posibilidad de que un nuevo accionista entrase en el capital para aportar liquidez y sacarla de la crítica situación en que se encuentra. “Estamos pendientes de que esto finalmente se materialice”, señaló el secretario del comité, Ricardo Suárez, de Comisiones Obreras, que reconoció que los impagos a la plantilla continúan después de dos años de actividad.

Las conclusiones que Defensa ha sacado de esa reunión y las medidas que tomará son todavía un misterio aunque desde el departamento que ahora dirige María Dolores de Cospedal aseguran que harán pública su postura “en los próximos días”.

La promesa de que un nuevo socio capitalista va a entrar en el accionariado no es nueva por parte de la dirección de Hércules. Desde el día en que se presentó públicamente en sociedad en una rueda de prensa en el Club Financiero Atlántico, hace ahora dos años -justo cuando se anunció que habían sido los ganadores del concurso-, el director del proyecto, Ramón Mejuto, ya habló de esta posibilidad, que no ha llegado a materializarse.

Durante todo este tiempo, la empresa señaló a los extrabajadores de la fábrica afiliados a UGT en tiempos de General Dynamics como los responsables de haber espantado a posibles inversores con las denuncias públicas que habían hecho contra Hércules y con la caseta en la que permanecían instalados a las puertas del complejo en señal de protesta. De hecho, el lunes tendrá lugar una vista en los edificios de Nuevos Juzgados por una denuncia que Hércules de Armamento presentó contra los exempleados de UGT por estar concentrados frente a la planta.

Paradójicamente, la concesionaria de la fábrica de armas, que en el plan de negocio que presentó al ministerio preveía obtener el 44,58% de su facturación de la venta de material armamentístico, no puede fabricar armas desde hace un año, momento en que abandonó las instalaciones la entonces empresa de seguridad, Segur Ibérica, por los impagos de Hércules. Al carecer de vigilancia, el Ministerio retiró el permiso de fabricación de armas. Aunque meses más tarde se hizo cargo de la seguridad otra firma, el ministerio no ha reactivado la autorización.

El balance contable de Hércules se encuentra en una situación delicada, de acuerdo con los datos que recoge el Registro Mercantil. En 2015 registró un volumen de negocio de 28.000 euros, una cifra que contrasta con los 520.000 euros que tuvo en pérdidas. Además, por aquel entonces debía a los bancos 700.000 euros de una deuda a corto plazo de 980.000 euros. La realidad dista de las previsiones hechas por la compañía cuando recibió la adjudicación. Por aquel momento apuntaba a entre 12 y 20 millones de euros de facturación en el primer año de actividad gracias a ocho preacuerdos que, decían, tenían “cerrados”.

El 26 de octubre de 2015 la empresa alcanzó el mínimo de 155 trabajadores al que se había comprometido a llegar en la oferta que presentó al concurso y que estaba obligado a cumplir. Ahora, según fuentes del comité, tan solo quedan 104 empleados en plantilla.

Al margen de los compromisos laborales, también está sobre la mesa el abono del canon anual de 250.000 euros, que debería haber sido pagado por Hércules en octubre y, según fuentes de Defensa, todavía no ha sido abonado. Es el segundo año consecutivo que la empresa tarda más de lo debido a la hora de pagar esta cantidad. El pasado año fue necesario ejecutar el aval entregado por la compañía cuando tomó las riendas de la concesión.”

Anuncios

Acerca de ensantabarbara

"Asociación 55 despedidos - Fábrica de Trubia" Trabajadores despedidos de la filial española de General Dynamics European Land Systems
Galería | Esta entrada fue publicada en Hemeroteca y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.